El Pié de Acolchado, también llamado pié de doble arrastre, está equipado con un juego de dientes de arrastre que permite arrastrar la tela sin necesidad de moverla, y que impide que las subcapas de la tela se queden cortas. El pié de doble arrastre es ideal para el pespunte, que se puede ver estropeado por unas puntadas irregulares. Incluye también una guía de metal para acolchados.